Aire fresco en el servicio médico privado. Una idea revolucionaria constituida a partir de la unión de un equipo excepcional de profesionales de la salud mental.

Normalmente reconocemos este sector como algo anticuado y hermético en el que el Dr./a de turno exalta su nombre y curriculum para que el paciente acabe recurriendo a él o ella si lo cree oportuno o adecuado. Ese es un concepto que Prop Institut quiere cambiar y colocar a la persona en el lugar que realmente debe ocupar.

La filosofía de trabajo de Prop Institut se basa en la colaboración de los distintos médicos y expertos de su equipo. De esa manera el paciente no pasa de un profesional a otro sino que se trabaja en cooperación desde distintas disciplinas para ayudar de una manera mucho más eficaz a la persona.

El nombre de esta gran idea no podía ser otro que PROP que es el acrónimo de PRofesionales Orientados a las Personas y además significa cerca en catalán, idioma vehicular de la empresa. 

 

A lo largo de este proyecto hemos querido otorgar a la marca esa identidad profesional y ese acabado de calidad para estar a la altura del equipo y los valores de esta empresa; tratando por otra parte de romper con códigos estéticos tradicionales del sector sanitario.

Uno de los aspectos visuales de la marca se refleja directamente en su logotipo que juega con la separación de las letras para acentuar el acrónimo que mencionamos anteriormente a la vez que genera una cierta controversia del significado de la palabra con su aspecto. El objetivo es representar de alguna forma que la proximidad con aquellos a los que queremos ayudar es muy relativa, lejos o cera no importa cuando sientes que alguien está a tu lado.

Otro de los códigos estéticos de este proyecto de branding es el uso de dos tipografías muy distintas, con ellas queremos representar el diálogo, la conversación entre persona y profesional además de priorizar el nombre de unos y otros por encima de su formación o dolencia. Conectamos así personas con otras personas, ponemos rostro a los problemas reales de aquellos que queremos ayudar y de la misma manera presentamos a los médicos que se bajan del pedestal social y anticuado para tratar a sus pacientes con cercanía.

 

El color se sumará a este proyecto con especial importancia, la paleta de tonos se coge prestada de una de las obras que mejor ha representado la ansiedad y el trastorno del ser humano. "El grito" de Edvard Munch representa la reacción del propio artista frente a la noticia del internamiento de su hermana por transtorno bipolar. El rojo arcilla y el azul ceniza como protagonistas, tiñen las imágenes y generan un suave degradado que simboliza el paso del tiempo y el proceso de cambio.

 

El resto de las aplicaciones, además de la web y la cartelería de los talleres son ejemplos de cómo los aspectos antes mencionados cobran vida y siguen un criterio común. Las imágenes que aquí podéis ver son el resultado de unas normas estéticas que tienen por objetivo componer una identidad corporativa distinta, a la altura de un proyecto médico diferente, con nuevas maneras de comunicar y conectar con los pacientes, con las personas.

 

_

 

 

Prop Institut

2019

-

Naming

Identidad

Papelería

Presentaciones

Web

Redes sociales

Publicidad

Adecuación espacio

_